HomePartido    Juventud    Política internacional    Arte y cultura    Derechos Humanos    Mujer lucha   


Entrevista con Maryam Keshavarz, directora y guionista de “CIRCUMSTANCE"

Texto: Sergio Burstein
[h2 No creemos equivocarnos cuando decimos que “Circumstance” -que se estrena hoy en Los Angeles- es un tipo de película que nunca han visto. Se encuentra completamente hablada en farsi, se desarrolla supuestamente en el Irán contemporáneo y, además de contar con una banda sonora cargada de punk y de hip-hop en árabe, tiene como protagonistas a dos adolescentes que desafían permanentemente al sistema con sus costumbres nocturnas, sus secretos diurnos… y sus constantes aventuras lésbicas .
Además, el paquete completo llega con una sensibilidad cinematográfica tan preciosa y cuidada que le arrebata cualquier atisbo de explotación banal .
“Circumstance” se llevó el Premio de la Audiencia en el más reciente Festival de Sundance (es decir, un mérito de consideración), y llega ahora hasta nosotros para seguir causando conmoción. Como antesala del esperado estreno, MANGANZON participó en una conferencia virtual con Maryam Keshavarz, la joven y debutante directora de esta sorprendente joya fílmica .
Dónde naciste y cómo fue tu crianza ?
Nací en Nueva York y me crié entre esa ciudad y Shiraz [en Irán]. Como mis padres vinieron a los Estados Unidos en 1967, nunca tuve problemas para entrar y salir de los dos países. Tengo dos pasaportes. Fui al segundo grado en Irán durante la cima de la guerra con Irak, pero a raíz de ese mismo conflicto, mis padres me trajeron de regreso. También hice algo de mi trabajo de graduación en una universidad iraní .
Cuánto de lo que se ve en la película es autobiográfico ?
No es una película basada en mi vida, pero las escenas en las que las chicas navegan el mundo ‘under’ de Irán se basa en mis experiencias con mis primas cuando era una adolescente. La estructura de la familia que presento se inspiró en un tío mío que era muy liberal, y que luego de ir a la universidad en los Estados Unidos, regresó a Irán en 1979 y se quedó allí, estancado. Como era muy liberal, me imaginé lo que sería para él educar a su familia en un ambiente tan estricto como el de ese país .
Dónde se filmó la película ?
Se rodó completamente en el Líbano. Hubiera sido imposible hacerlo en Irán debido a los temas que trata. Pero yo estaba completamente decidida a filmarla de todos modos en el Oriente Medio, y eso hizo que el rodaje fuera muy difícil, a pesar de que lo hicimos en un país supuestamente liberal, porque es todavía ilegal ser gay por allí. Y hay mucha tensión en las calles. Hay que ponerse muy por debajo del radar .
Fue arriesgado para el reparto, sobre todo para las actrices que interpretan a las protagonistas ?
Corrimos muchos riesgos haciendo esta película. Tuve discusiones muy serias con los actores sobre el hecho de que era muy probable que no pudieran volver a Irán luego de hacerla. Desafortunadamente, no podemos exhibir el filme en países del Medio Oriente; los únicos que lo harán son Turquía e Israel. Hay inmigrantes de los otros países que lo han visto ; la mayoría ha tenido reacciones positivas, pero algunos se han molestado mucho .
Cómo elegiste a las protagonistas ?
El casting fue terriblemente complicado. Hicimos audiciones con más de 2 mil chicas para los papeles de Atafeh y Shireen. Estaba buscando a muchachas que tuvieran más de 18 años pero parecieran de menos, contaran con dos pasaportes, fueran buenas actrices y no tuvieran temor a enfrentarse con los temas que tratamos. Es el debut en la pantalla de las dos [Nikohl Boosheri y Sarah Kazemy) .
La situación de las mujeres por allá se ve muy mal ….
Como es un estado islámico, las mujeres ocupan una posición largamente simbólica en la cultura. Si muestran mucho de sus cabellos o se visten de manera promiscua, se considera que están atentando contra el gobierno. Y eso hace que sean constantemente hostigadas. Pero también tiene como resultado que las mujeres se vuelvan muy fuertes. La película es una especie de poema de amor para las mujeres fuertes de Irán, que se enfrentan al estado con pequeños actos en su vida diaria. Pero eso no quiere decir que no sean capaces de crear sus propios espacios para la libertad de expression .
Al principio de la película, hay un sentido de que las chicas han encontrado un modo de vivir sus vidas, a pesar de las cámaras de vigilancia. Se mueven por la ciudad y ven a sus amigos, como adolescentes típicas. En todo ambiente opresor se crean espacios seguros; pero claro, esos mismos espacios pueden ser muy inestables .
En este filme, el lado trágico empieza recién cuando la amenaza viene desde adentro, es decir, cuando Mehran [Reza Sixo Safai], el hermano de una de las chicas lleva al estado (representado por las cámaras de vigilancia) al interior de la casa, que es como un santuario .
Responde esa decisión a sus nuevas ambiciones religiosas ?
Mehran no es un verdadero fundamentalista. Está atraído a la religión por el poder que brinda en Irán. El extremismo es otra forma de articular su carácter adictivo. Pero está perdido y solo. No lo veo como un villano. Sólo como a alguien que está tratando de encontrar su lugar en el mundo .
Cuáles fueron tus influencias visuals ?
Trabajé de manera muy cercana con mi director de fotografía, a quien conocí en Sundance en 2007. Hicimos un libro de 80 páginas en el que describimos el recorrido completo de la película en términos visuales. De ese modo, el inicio debía ser abierto, con mucho aire y tomas suaves hechas con grúa. A medida que la historia va progresando y que Mehran se vuelve más y más entrometido, las imágenes se hacen más llenas y oscuras para dar un sentido de incomodidad. Tomamos referencias de fotografías, pinturas y otras películas; me encantan [la argentina] Lucrecia Martel y [el armenio-canadiense] Atom Egoyan .
Tuviste claro desde el inicio que la música jugaría un gran papel ?
Sí, estaba decidido ya que iba a ser un personaje mayor de la película, especialmente en lo que respecta al uso del hip-hop persa en contraste con la música clásica persa. Al comienzo, hay mucha música que es alegre; pero cuando el ambiente se vuelve opresivo, la música se vuelve discordante. Trabajé en los fragmentos musicales con (la violinista hindú-americana) Gingger Shankar, antes de rodar .
El hip-hop persa es controvertido ?
Sí; es muy político. Es completamente subterráneo, pero es muy popular entre los jóvenes de Irán. Vamos a sacar la banda sonora de la película en noviembre, e incluiremos un librito con las letras traducidas .
Qué proyectos tienes ahora ?
Estoy trabajando en una trilogía sobre Irán] http://www.manganzon.com/entrevistas-de-cine/901--entrevista-con-maryam-keshavar-directora-y-guionista-de-circumstance-.html

zurück

letzte Änderungen: 28.7.2015 12:50