HomePartido    Juventud    Política internacional    Arte y cultura    Derechos Humanos    Mujer lucha   


El régimen iraní advierte a la oposición que "la tolerancia" se ha acabado
Más de 200 detenidos en las protestas de los estudiantes contra el Gobierno



Vota
Resultado Sin interésPoco interesanteDe interésMuy interesanteImprescindible 24 votos
Comentarios Comentarios - 10 Imprimir Enviar
Las autoridades iraníes han aumentado este martes su hostigamiento a la oposición, apenas 24 horas después de una protesta que sacó a la calle a decenas de miles de ciudadanos en las principales ciudades del país. "Se ha acabado la tolerancia", ha advertido el fiscal general del Estado, Gholamhosein Mohseni-Ejei, durante una conferencia de prensa. Casi a la misma hora, dos centenares de manifestantes con aspecto de milicianos impedían la salida de su despacho del líder opositor Mir-Hosein Musaví.

* La oposición renueva su desafío al régimen iraní
* La educación, campo de batalla en Irán

La noticia en otros webs

* webs en español
* en otros idiomas

Su sitio web (kaleme.com) ha informado de que una treintena de motoristas, vestidos de civil y con las caras tapadas, le cerraron el paso cuando intentaba abandonar la Academia de Bellas Artes de Teherán en su coche. "Tienen una misión, cúmplanla: mátenme, hiéranme o amenácenme", retó Musaví a la turba que le bloqueaba la salida. El resto de los manifestantes, que gritaban eslóganes en su contra, se ocuparon de controlar que no escapara por otra puerta con el resto del personal. Tras una llamada a la policía, se presentó un contingente anti disturbios que no llegó a intervenir. El cerco duró varias horas, según la misma fuente.

El incidente supone una clara advertencia al hombre que se ha convertido en líder de la oposición reformista al régimen a raíz de las polémicas elecciones del pasado junio. Musaví, un antiguo primer ministro, acusó a Mahmud Ahmadineyad de haberle robado el triunfo. Desde entonces, y a pesar de las amenazas de detención, ha permanecido en libertad aunque sus movimientos están restringidos.

Aunque el movimiento popular de oposición ya va muy por delante de las reclamaciones de Musaví, el color verde que utilizó durante su campaña se ha convertido en el símbolo de la contestación y su nombre aún se oye en las manifestaciones. Hoy mismo han llegado noticias de enfrentamientos entre sus seguidores y simpatizantes de Ahmadineyad en la Universidad de Teherán, pero los periodistas extranjeros no podemos confirmarlos porque se nos ha impedido salir de nuestras oficinas entre el 6 y el 8 de diciembre para evitar que cubriéramos el Día del Estudiante, el lunes.

La participación en las protestas de ese día no alcanzó el nivel de las primeras tras las elecciones. Aún así, sólo en Teherán, "204 manifestantes resultaron detenidos, 165 hombres y 39 mujeres", ha informado hoy un responsable policial. Además, los eslóganes se han vuelto más radicales. Ya no se critica sólo la reelección de Ahmadineyad, sino que se cuestiona el propio sistema clerical. Y eso es lo que preocupa a los dirigentes.

"A partir de ahora, no tendremos piedad con nadie que actúe contra la seguridad nacional", ha advertido Mohsení-Ejeí, citado por la agencia oficial Irna. El fiscal ha insistido en que las autoridades no van a permitir que continúen las protestas. "Las fuerzas de seguridad y los servicios secretos han recibido la orden de no mostrar ninguna flexibilidad con quienes violan la ley y causan desórdenes públicos", ha añadido.
ÁNGELES ESPINOSA - Teherán - 08/12/2009

zurück

letzte Änderungen: 28.7.2015 12:50